jueves, 19 de junio de 2008

Nahuales

Los nahuales es el nombre con que se conoce a los brujos o brujas que tienen la facultad de poderse transformar en algún animal, como burros, guajolotes, gallos negros, tigres y perros. Los naguales nacen durante el séptimo signo: Ce Quiahuitl (1 Lluvia) del que decían que era de mala ventura, los que nacían en este signo serían nigrománticos o hechiceros y se transfiguran en animales y saben palabras para hechizar a las mujeres y para inclinar los corazones a lo que quisiesen. Según las consejas, para poderse transformar los naguales se quitan las piernas, los ojos o la piel, los que esconden bajo el brasero; para poder volar se colocan alas de petate las que les conducen al lugar en donde van a hacer sus maldades. Decían que para que no entrasen los naguales en casa a hacer daño, era bueno tener una navaja de obsidiana en una escudilla de agua puesta tras la puerta o en el patio de la casa, de noche; viéndose en el agua allí los brujos con la navaja de dentro, luego daban a huir y no osaban más volver a aquella casa (Sahagún: Libro V, Apéndice XXVII). Otras formas de ahuyentarlos es poner agujas con la punta hacia arriba, o tijeras abiertas en forma de cruz debajo de la cama o rezar La Magnífica; para destruirlos hay que encontrar la parte del cuerpo que se han quitado y quemarla o salarla para que no se la puedan volver a poner, lo que les traerá la muerte. Algo parecido sucede en el barrio de San Juan Tlilhuaca, Atzcapotzalco, cuando en la noche comienza a tañer la campana del templo por si sola, sin que nadie la toque, los vecinos dicen que es la señal que indica que el nagual está haciendo su ronda vigilando el sueño de los que llamamos Los Brujos.Nosotros en Atzcapotzalco nombramos de esta forma a los vecinos de San Juan, por el conocimiento que sabemos tienen en la herbolaria, curandería y artes sobrenaturales (magia), amen de que durante varios años se han visto en este lugar las llamadas Bolas de Fuego que vuelan alrededor de los Ahuehuetes que se encuentran a la entrada del barrio, posándose finalmente en sus ramas para volver a tomar su forma humana y platicar hasta antes de que amanezca.

Los tepanecas descienden de los árboles

San Juan Tlilhuaca es uno de esos rincones de la Tierra de las Hormigas, que se caracteriza por su sabor a pueblo, costumbres y tradiciones, entre éstas se hallan las que se refieren a sus Ahuehuetes. Siete eran estos corpulentos sabinos que se erguían a la entrada de San Juan, estos representan a cada una de las familias principales del lugar. De acuerdo a las historias que cuentan los viejos, los Tepanecas cuando buscaban un lugar donde poder fundar su ciudad después de andar de un sitio para otro y tras salir de Atzcapotzaltongo, al llegar a las cercanías del lago de Tezcoco se encontraron con un plan de tierra negra irrigado por las aguas del Río de los Remedios, luego de reconocer el terreno encontraron un ojo de agua, así que decidieron establecerse en ese lugar por lo que, para simbolizar la fundación de la que sería su ciudad capital, sembraron las siete sabinas que traían a cuestas sus "Teomamas" desde las lejanas tierras de Michoacán, de donde eran originarios. A partir de entonces a la zona se le conoció con el nombre de Ahuehuetitlán. “Los Siete Viejos” que durante su migración traían cargando no eran otros sino los ancestros primeros de los Tepanecas. Así que, alrededor de este manantial, sembraron a los "Siete Ancianos" señalando con este hecho la fundación de Atzcapotzalco. De ahí que diga que los Tepanecas descienden de los árboles o que su origen está en los árboles, ya que los "Siete Viejos" no son otros que los Ahuehuetes: “Los Viejos del Agua”, símbolo de los gobernantes del México Antiguo y árbol preferido de Huehue Tezozómoc con el que este gobernante hermoseó sus ciudades, ya que tenía en gran estima a esta planta. Los viejos del agua, simbolizan al gobernante y la sabiduría con la que se debe administrar, ya que para los antiguos tepanecas: “Es un árbol que tiene gran sombra y gran rueda, donde muchos están puestos a su sombra y a su amparo, es por eso que se os ha puesto en este cargo”.En Atzcapotzalco destacan estos “Viejos” en San Juan, Santa Catarina, Santa María, San Miguel, Los Reyes, en varios jardines públicos y en la Casa de la Cultura.

miércoles, 18 de junio de 2008

Publicaciones

Los siguientes textos han sido recopilados por la Asociación de Cronistas de Azcapotzalco (Cuatotonque 58, Sta. Ma. Maninalco, 53524645) y pueden conseguirse en el Archivo Histórico de Azcapotzalco y la Casa de la Palabra José Emilio Pacheco.
Leyendas de Azcapotzaclo I
Leyendas de Azapotzalco II. Sucesos y Narraciones Extraordinarias
Leyendas de Azcapotzalco III. Nahuales y Brujas
Cápsulas Históricas de Azcapotzalco
Glifos y Toponimias de Azcapotzalco

¿Quienes somos?

El Grupo Tlahtoque lo integramos narradores orales y cronistas interesados por la cultura y tradiciones de Azcapotzalco.
Cronistas:
José Antonio Urdapilleta Pérez
María Elena Solórzano Carbajal
Martina Rodríguez García
Estela Guerra
Narradores:
Rafael Hernández Barba
Ricardo Molinero Angeles
Dulce María Aceves
Norma Angélica Nava
Graciela Rojas Heredia

Calendario de Presentaciones

Fiesta Patronal en la Iglesia de Sta. Ma. Maninalco (Camarones y Galeana): sábado 16 de agosto, 17:00 horas.
Cuentos y Leyendas de Terror: sábado 30 de agosto, 14:00 horas. Parque Tezozómoc
VIII Encuantro de Crónica en Azcapotzalco: miércoles 10 y viernes 12 de septiembre, 17:oo horas, Casa de la Cultura de Azcapotzalco